Noticias de Fundación Social Universal

Final de curso en la casa de jóvenes estudiantes de Poipet

Desde Camboya, la montillana Micaela Sánchez, de la Compañía Misionera del Sagrado Corazón de Jesús,  nos remite este informe del final de curso para las jóvenes residentes en la casa de estudiantes de Poipet.

En la última semana de agosto finalizó el curso escolar 2015-2016 en el Colegio de Don Bosco en Poipet (Camboya). Durante este curso,  22 jóvenes de diferentes grados, desde cuarto hasta noveno, han estado cursando sus estudios en este centro educativo. No solo han aprobado sino que han obtenido muy buenas notas y muchas de ellas han quedado entre el primer y quinto puesto de sus clases. Aunque siempre hay alguna estudiante más rezagada, los profesores del colegio que su rendimiento y conducta son muy buenas.

En la casa, como siempre, han recibido clases para reforzar o ayudar en las materias que más les cuesta, como son las matemáticas. También hacen estudios complementarios de informática e inglés y otras actividades manuales o artísticas. Además, las jóvenes realizan todas las tareas de la casa: Limpieza, compra, cocina, jardinería…etc.

Desde que comenzó esta iniciativa de la Casa de Estudiantes en 2012, el proyecto ha sido creciendo y mejorando en atención,  resultando un balance muy positivo tanto por parte de las jóvenes como de sus familias. Ha crecido en todos no solo el valor por la educación sino el saber distinguir y apreciar una educación cualificada. Seis jóvenes han terminado el grado 9º, que aquí en Camboya es la  educación secundaria. El próximo curso comienzan sus estudios superiores, que corresponden a los grados 10º ,11º y 12º, con la suerte que pueden continuar en el Colegio de Don Bosco, aquí en Poipet. Este colegio ha ido ampliando los grados cada año hasta llegar al grado 12º. Es una gran ventaja que nuestras jóvenes no tengan que cambiar de colegio ni de lugar (como la promoción anterior) pues los cambios de ciudad implican unos gastos tremendos.

La valoración que hacemos del grupo de 22 jóvenes que hemos tenido este año es muy positiva,  por su aplicación y comportamiento. No han creado situaciones que se puedan calificar de conflicto y la relación entre ellas ha sido muy buena. Han participado en muchas actividades deportivas y de grupos de jóvenes de la parroquia creando siempre un ambiente alegre y con buena actitud de colaboración. Las mayores participan ya como voluntarias en muchos eventos demostrando unas capacidades de liderazgo increíbles.

Este año, un buen grupo de ellas han sido también voluntarias en el Campamento de Verano de los niños. Unas con actividades educativas, otras como cocineras, etc. Verdaderamente nos han sorprendido. Siempre se hace una fiesta en la casa al finalizar el curso y se le entrega premios a las que se han distinguido por los estudios, comportamiento o compañerismo. También se realiza un viaje de paseo a algún lugar interesante donde ellas puedan disfrutar.

En cuanto a la financiación nos vamos defendiendo. Seguimos con el sistema de “madrinas” aunque hasta ahora los que ayudan lo hacen por un año y para dos o tres jóvenes… No es fijo. Pero gracias a Dios nos llegan algunos donativos que los aplicamos a este Proyecto. Vivimos siempre colgadas de la Providencia y sabemos que no nos va a faltar.

Gracias de nuevo por su colaboración, por ser parte de esa “providencia” en la que siempre confiamos. Que Dios los siga siempre bendiciendo.

 

Hna. Micaela Sánchez Aguilar

Deja un comentario

Introduce los siguientes caracteres

Como es ya de sobra conocido, los sitios web utilizan cookies para una mejor experiencia de usuario. Nosotros no somos una excepción. Si continúa navegando, está aceptando expresamente las mencionadas cookies y nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies