Noticias de Fundación Social Universal

La FSU anuncia los premiados de este año

El patrono de la Fundación Social Universal, Francisco Casero, junto con el coordinador de la entidad, Juan Manuel Márquez, han dado a conocer esta mañana los nombres de los dos galardonados con los premios de la entidad de este año.

El patronato de la Fundación Social Universal acordó premiar en esta edición a Luis Pernía Ibáñez y a Alfonso Molina Dorado en las modalidades de Defensa de los Valores Humanos y Defensa del Medio Ambiente respectivamente.

A Luis Pernía, actualmente presidente de la Asociación Andaluza por la Solidaridad y la Paz (ASPA), se le reconoce su compromiso social por causas tan justas como la lucha contra la pobreza y la guerra o la solidaridad con la población inmigrante y refugiada. Por su parte, Alfonso Molina, setentagenario hortelano cordobés, se le premia su labor en la conservación y divulgación de la biodiversidad agrícola de nuestros cultivos. La Fundación Social Universal reconoce en ambos premiados los valores que dieron origen a estos galardones; valores como justicia, paz, igualdad, participación y sostenibilidad.

Luis Pernía, aunque natural de un pueblo de Burgos (Mahamud), se ha formado y trabajado la mayor parte de su vida en Málaga. Este licenciado en filosofía y ciencias de la educación y diplomado en fisioterapia y enfermería por la Universidad de Málaga, trabajador durante 30 años de la Unidad de Diálisis del Hospital Carlos Haya de Málaga, participó muy activamente en el movimiento sindical de los años sesenta y formó parte de esos primeros curas obreros que quedaron cautivados con las directrices del Concilio Vaticano II y su opción preferencial por los pobres.

En 1978 funda el Comité de Solidaridad con Centroamérica y, casi diez años más tarde, junto con otro grupo de voluntarios, crea la primera ONG andaluza con fines de cooperación con Latinoamérica y África, la Asociación ASPA, de la que actualmente es presidente. En estos casi 30 años de historia han acompañado y apoyado, mediante proyectos de cooperación internacional y/o campañas de sensibilización en Andalucía a comunidades y colectivos sociales de más de 20 países, sobre todo americanos y africanos, pero también en Andalucía.

También es presidente de la Plataforma de Solidaridad con los Inmigrantes de Málaga y está presente habitualmente en las movilizaciones contra la guerra, en las marchas en favor de la solidaridad internacional  y en apoyo al pueblo palestino o saharaui,  entre otras causas. Actualmente está muy implicado en atender y denunciar la situación de la población que huye del drama de la pobreza y de la guerra, buscando asilo y refugio en Europa.

El galardonado por la Defensa de los Valores Humanos es además es una persona muy querida y reconocida por la fundación, y fiel colaborador en muchas de nuestras actividades como jurado de los premios, ponente en charlas o articulista de nuestra revista. Cuenta en su haber con reconocimientos tan importantes como el primer premio provincial de solidaridad internacional y derechos humanos de la Diputación de Málaga o el Premio Andalucía sobre Migraciones.

En la modalidad de Defensa del Medio Ambiente, nuestra fundación ha decidido reconocer públicamente la siempre insuficientemente valorada labor de un hombre de campo. Alfonso Molina trabaja la tierra en su finca “La Huerta del Naranjal de Almagro “a las afueras de Córdoba .Él siempre ha vivido en el campo, al que le tiene un gran amor y cuidado. A finales de los años noventa empezó a cultivar la huerta siguiendo un manejo ecológico. Anteriormente su abuelo ya trabajó esta huerta cordobesa evitando el uso de productos químicos para el cultivo. De sus mejores frutos y plantas obtiene las semillas de un año para otro y ha ingeniado un sistema sencillo  pero muy efectivo para su conservación.

Para Alfonso hablar de agricultura ecológica es hablar de la agricultura que ha practicado desde siempre proporcionándole gran satisfacción y orgullo personal. Además de saber que está contribuyendo al respeto de la naturaleza y cuidado de la salud de las personas, le preocupa mucho que en su zona muy pocos jóvenes se queden a trabajar el campo, peligrando el relevo generacional. Por su cercanía a la Universidad de Córdoba, alumnos y alumnas de los cursos de Maestría de Agroecología del Instituto de Sociología y Estudios Campesinos (ISEC) han participado en un espacio para intercambiar conocimientos con este veterano y curtido agricultor que no ha perdido su contacto y respecto a la tierra a través de cultivos ecológicos.

El patronato de la fundación ha destacado de Alfonso su capacidad de trabajo, su entusiasmo y su posición ejemplar en una forma de pensar y de producir respetuosa con el ambiente y la salud de las personas, así como su compromiso por transmitir sus conocimientos y experiencias a las nuevas generaciones para que crean y apuesten por el campo como medio de vida.

En relación al acto público de entrega de estos premios se adelantó que será en la Casa de las Aguas el viernes 24 de junio a las 21 horas. Como ponente en el acto participará el profesor José Esquinas Alcázar, Doctor Ingeniero Agrónomo por la Universidad Politécnica de Madrid, así como Máster en Horticultura y Doctor en Genética por la Universidad de California, quien durante más de 30 años trabajó en la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO). El acto se abrirá con la actuación musical del duo de violín y piano formado por Jesús Casas y José María Luque.

 

Deja un comentario

Introduce los siguientes caracteres

Como es ya de sobra conocido, los sitios web utilizan cookies para una mejor experiencia de usuario. Nosotros no somos una excepción. Si continúa navegando, está aceptando expresamente las mencionadas cookies y nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies